Yoga

Sana, cuida y fortalece el cuerpo, la mente y el espíritu mediante la práctica de las asanas, la respiración y la meditación. Practicado en la India desde hace miles de años, se ha convertido en uno de los sistemas de acondicionamiento físico y espiritual con más adeptos en nuestros días. Durante una sesión de yoga, se practican diferentes asanas o posturas armonizadas con la respiración, beneficiosas tanto para el cuerpo como para la mente.

Vinyasa Yoga:

La respiración rítmica y el flujo de postura a postura son las bases de este estilo que es mas dinámico. Se trata de a una serie de posturas diferentes en cada clase acompañado de música. Su fin es coordinar los moviminetos del cuerpo con la respiración. Los beneficios son una mejora de la fuerza física y mental, mayor flexibilidad y una concentración mas aguda, mucha mas energía vital y bienestar interior.

Yin Yoga :

El Yin y Yang son conceptos del taoísmo que exponen la dualidad existente entre todo lo que compone este universo. El Yin es un yoga más meditativo pues se practica con los músculos relajados y las posturas se mantienen durante más tiempo. Sus principales beneficios inciden más en las articulaciones, tendones, ligamentos y fascias donde según el Dr Motoyama se encuentran los meridianos (líneas energéticas), aumentando y movilizando el “chi” o “prana” (la fuerza vital) y proporcionando un equilibrio con la vida tan yang que actualmente llevamos.

  • Mejora la respiración
  • Aumenta la flexibilidad
  • Fortalece musculos y huesos
  • Ayuda a equilibrar el sistema nervioso